lunes, 12 de junio de 2017

Duterte dice no haber pedido ayuda militar a EE.UU.

Después de que la embajada de EE.UU. anunciara que fuerzas especiales del Pentágono proporcionan apoyo militar al Ejército de Filipinas en su lucha contra el Estado Islámico (EI) el presidente filipino afirma que él no pidió ayuda alguna.

Duterte dijo el domingo a la prensa que "nunca se acercó a América" ​​para solicitar asistencia de los militares estadounidenses y que "no fue consciente de ello hasta que llegaron".

El Ejército filipino está combatiendo contra un grupo islamista afiliado al EI en una ofensiva que comenzó el mes pasado en la isla de Mindanao. Hasta tal punto es complicada la situación que Duterte sí que pidió ayuda a la guerrilla comunista, si quiera de manera circunstancial, para combatir a los mercenarios introducidos allí por EE.UU. ya que el presidente filipino comienza a ser un tipo molesto para la Casa Blanca.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Las botas gringas estan en Filipinas permanetes y lo curioso del caso es que Duterte no puede hacer nada para sacarlos porque lo quitan o lo matan, nadie cree que los Estados Unidos abandone sus posiciones en esa zona por tener que respetar la voluntad de los que viven alli.

La historia no recoge que se hayan retirado de ningun lugar importante, se han ido solo de Ecuador cuando Correa pero era una Base que solo comenzaba con el cuento de luchar o organizar trafico de drogas segun quien lo analice.

Anónimo dijo...

La prensa asiatica considera que los mercenarios que atacan Filipinas son utlizados para torpedear las relaciones China_Filipinas lo que ratifica lo que inicialmente se considero que eran enviados por los Estados Unidos a matar en contra la politica de Duterte de unirse a los paises de la region.