jueves, 16 de febrero de 2017

La llamamos cola de ratón con toda la razón




3 comentarios:

Juan Ramón Medina Ortega dijo...

Ya tenemos otra División Azul. Los que estuvieron en la primera cayeron casi todos prisioneros y se salvaron porque Stalin (¡ay que horror!) les perdonó la vida.Pudo, con la ley internacional en la mano, cepillárselos a todo ya que nadie en el mundo hubiese dicho una palabra en contra. Eran nacionales de un país que no les había declarado la guerra combatiendo con las fuerzas agresoras nazis.
¿Tendrán la misma suerte esta vez? A mi me da la impresión de que Putin tiene peor carácter. Cuidadín, pues.

Anónimo dijo...


Otra Division Azul , para que los nietos de los facistas de aquella vez corran perseguidos por los nietos de los soldados del Ejercito Rojo que los corretearon por servir a los nazis.
Aquella vez Espana se salvo con la barrera creada por el desembarco de Normandia, pero esta vez es con misiles.
El problema es que ese servicio se paga bien por los anglo-judios en dolares...........,,, y por dinero baila el monito.

Anónimo dijo...

Hay no puede ser, yo nunca ando amargado, pero serio si, esta cosa da risa, en serio, me acomodó la tarde, mañana no tomo mi pastilla pal corazón.