sábado, 11 de febrero de 2017

Carta abierta a los estibadores, esos "privilegiados" Estimado compañero:

Estimado compañero:

Debería escribir esto para exigirte que renuncies a tus "privilegios" y recriminarte que eres de una "casta". Bueno, es lo que habría hecho si mi conciencia y mis principios vinieran dictados por un medio de comunicación, como muchos de los que hoy ladran sobre tus compañeros, cuando hace una semana, posiblemente, hasta desconocían a qué se dedicaba un estibador o cuánto cobraba. Pero, por desgracia, en este país, hablar de lo que no se sabe es habitual, basta ver cualquier tertulia televisiva. 

Soy otro de esos privilegiados a los que no tardarán en criminalizar, incluso los mismos que hoy comparan vuestros sueldos con los de mi profesión, profesor. Creo recordar que fue el sábado cuando, al leer un artículo que hablaba de los beneficios de "liberalizar" -esa en aparente bonita palabra que esconde tanto sufrimiento- y de vuestros "privilegios laborales", me vino a la mente la lucha de los mineros o la campaña de acoso a los controladores aéreos. Siempre es el mismo sonsonete, no falla: "Sueldos, privilegios, casta, beneficios a la economía de liberalizar, prebendas". Da igual el colectivo de trabajadores, siempre hacen lo mismo, y lo más triste y lo que más duele es que siempre hay algunos que pican, unos por ignorancia, otros porque tienen una ideología antiobrera clara y definida.

No voy a molestarme ni siquiera en entrar en el debate del sueldo, porque ningún trabajador cobra más de lo que merece o produce, y más en un sistema capitalista. Y aunque convendría aclarar que algunos medios han llegado a inflar las cifras, especialmente la Sexta y Libertad Digital, que para algo son propiedad de bancos que se harán de oro con vuestro hundimiento, me niego a debatir de sueldos. Porque el debate lo lanzan los medios viciado. ¿Por qué no se habla de los millonarios beneficios de miles y miles de empresas mientras sus trabajadores cobran sueldos de miseria?¿Por qué no debatimos los sueldos más bajos y no los decentes, y hablamos de la conveniencia de subir los sueldos bajos? Pues porque para algunos es más cómodo fomentar la envidia y la insolidaridad: ¿Acaso a mi me subirán el sueldo si a ti te lo bajan un 60% como tiene previsto a hacer el Gobierno?¿Es posible que esos que ladran lo hagan porque piensen que van a ser beneficiados?¿O quizá por que lo que no se atreven a hacer con su jefe lo hacen con vosotros? 


No hay comentarios: