jueves, 9 de febrero de 2017

Al perro yanqui dale con el hierro

La diputada a la Asamblea Nacional, por el Gran Polo Patriótico, Ilenia Medina, consideró este jueves que los 34 congresistas de los Estados Unidos que solicitaron al presidente Donald Trump, aplicar sanciones a diferentes funcionarios del Gobierno venezolano, que “ellos tienen mucho trabajo en su país para meterse en los asuntos internos de nuestro país, además que no tienen ninguna competencia”.

Durante una entrevista en un canal privado, la diputada afirmó que los diputados estadounidenses están sustentados en una falsedad absoluta atacando a nuestro país y también a la comunidad árabe.

La diputada afirmó que de los diputados que encabezan esa lista, todos tienen graves acusaciones por corrupción e investigaciones importantes en las instituciones de EE.UU.

Parte de esa misiva liderada por el senador demócrata Robert Menéndez y la representante republicana Ileana Ros-Lehtinen, los congresistas solicitan al mandatario que haga uso de su capacidad ejecutiva “y envíe un mensaje claro” al Gobierno de Nicolás Maduro.

“Le escribimos para solicitarle que su administración tome acciones inmediatas para sancionar a los oficiales del régimen que se están beneficiando de la terrible situación humanitaria y están robando a otros los recursos estatales y violando los derechos humanos en Venezuela”, reza la misiva.

“La crítica situación humanitaria en Venezuela amerita una política exterior efectiva y clara, en la cual todos los prisioneros políticos, incluyendo ciudadanos de Estados Unidos, sean liberados inmediatamente y aquellos que violan los derechos humanos tengan que rendir cuentas”, agregó Ros-Lehtinen tras hacer pública la carta.

Menéndez recordó que “el Gobierno de Barack Obama hizo uso de su autoridad en una ocasión para sancionar a funcionarios venezolanos, pero dada la situación de deterioro en Venezuela, consideró que Trump debe ser más firme”.

YVKE Mundial

1 comentario:

Anónimo dijo...

El caso es que los gringos nombrados excepcionales por su apoyo incondicional a los crimenes judios, se han erigido apostoles de la justicia celestial de la cristiandad y deben vigilar a todos y hasta matar a quien se oponga si no tiene bombas atomicas.

Venezuela no las tiene y por desgracia si tiene las mayores reservas de petroleo del mundo y por eso los "apostoles de la justicia celestial"son capaces de asesinar a todos los venzolanos cuando acaben la matanza en el medio oriente.